La Grasa de Nuestro Cuerpo

Medir la cintura

¿Cuál es la cantidad normal de grasa de nuestro cuerpo?

La obesidad es una enfermedad producida por un aumento de la cantidad de grasa en el cuerpo que frecuentemente se acompaña de un aumento de peso. Es decir, que el peso no es el único parámetro para definir si una persona padece obesidad o no.

Es posible que una persona tenga un peso por encima de lo esperado para su talla, pero poca grasa corporal, y no ser obeso. Ese es el caso de Lebron James, reciente campeón de la NBA con Los Angeles Lakers. Él pesa 96.6 Kg y mide 2 metros y su índice de masa corporal (IMC), que se obtiene dividiendo el peso entre la talla al cuadrado (Kg/m2), es 28.3 lo cual lo clasificaría con sobrepeso, pero tiene solo 6% de grasa corporal. Es decir, su cuerpo tiene una alta cantidad de masa muscular y pesa más de lo esperado, pero obviamente no está enfermo. Se considera como obesidad un porcentaje de grasa corporal por encima de 25% en los hombres y 35% en las mujeres. De este modo, una persona aparentemente delgada (con peso normal para su talla) puede tener un exceso de grasa corporal y, por lo tanto, tener obesidad. Por esta razón es muy importante, además de medir el peso de una persona, también medir la cantidad de grasa de nuestro cuerpo y su composición corporal.

De hecho, con la definición actual propuesta por la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos llamada Enfermedad Crónica Basada en Adiposidad (Adiposity-Based Chronic Disease [ABCD], en inglés) no solo el peso corporal o el IMC definen quien tiene sobrepeso u obesidad sino también la presencia de condiciones asociadas como la hipertensión, glucosa alta, colesterol elevados, grasa en el hígado, apnea del sueño, por ejemplo.

¿Como está compuesto el cuerpo y dónde está localizada la grasa?

El cuerpo humano está compuesto por agua (60%) y sólidos (40%). Haciéndolo de un modo simple, se puede considerar que la parte sólida del cuerpo está formada por dos componentes: la grasa de nuestro cuerpo y todo aquello que no es grasa, que se llama la masa libre de grasa o masa magra. La grasa corporal normalmente representa menos del 25% del peso en el hombre y del 30% del peso en la mujer, y la masa magra es principalmente músculo. La grasa corporal de nuestro cuerpo está ubicada principalmente en dos sitios: a. Debajo de la piel, esta se llama grasa subcutánea, y b. En el abdomen y el tórax rodeando las vísceras, ésta se llama grasa visceral (Figura 1).

Localizacion de la grasa
  1. La grasa localizada debajo de la piel (grasa subcutánea) la medimos con un calibrador de pliegues (Calibre o Caliper). Este equipo nos da una medida en milimetros del grosor de la grasa subcutánea (pliegues), lo cual nos permite ver la distribución de la grasa en diferentes zonas del cuerpo. En medidas sucesivas podemos observar como cambian los pliegues y así vemos como disminuye o aumenta la reserva de grasa que está debajo de la piel. La medición de grasa subcutánea se realiza generalmente en 5 sitios del cuerpo: tríceps (brazo), subescapular (espalda), abdominal (abdomen), suprailíaco (cintura), y muslo (muslo). Con estos valores se puede calcular el porcentaje de grasa corporal utilizando una fórmula. Tuvimos la experiencia de hacerlo en casi 8000 pacientes confirmando su utilidad clínica.
  2. La grasa localizada en el abdomen y el tórax rodeando las vísceras se llama grasa visceral. La grasa abdominal la medimos con una cinta métrica como se muestra en la Figura 2. En población latinoamericana, cuando la cintura es mayor de 94 cm en hombres y 90 cm en mujeres se considera que hay obesidad abdominal. Si mides tu circunferencia abdominal y supera los valores mencionados, debes acudir al médico chequear si hay otros factores de riesgo cardiovascular asociados. Para conocer más de salud te recomendamos completar nuestra encuesta de autoevaluación rápida de salud AQUÍ.
Medir la cintura

Mide Tu Circumferencia Abdominal

Ubique la parte superior del hueso de la cadera a ambos lados (espina iliaca anterosuperior) y pase una cinta métrica horizontal al piso y tome la medida después de botar el aire

¿Tener un exceso de grasa abdominal aumenta el riesgo de enfermedad?

La obesidad abdominal se asocia con frecuencia a la presencia de triglicéridos altos, colesterol HDL o colesterol bueno bajo, presión arterial elevada, y glicemia elevada. Cuando una persona tiene obesidad abdominal y al menos 2 de los valores anteriores alterados, reúne los criterios para decir que tiene Síndrome Metabólico. La presencia de Síndrome Metabólico aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes mellitus.

¿Por qué es importante medir la grasa visceral o abdominal?

La grasa visceral es la más peligrosa desde el punto de vista de salud ya que en esta se producen unas sustancias llamadas Adipocitoquinas, la mayoría de estas sustancias son dañinas y pueden producir inflamación en diversos órganos del cuerpo y promueven principalmente dos alteraciones:

  1. Arteriosclerosis. Mediante este proceso se forman placas en los vasos sanguíneos llamadas Ateromas que obstruyen el paso de sangre, lo cual aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular (infarto al miocardio, infarto cerebral, enfermedad arterial periférica, entre otros.)
  2. Resistencia a la insulina. Estas sustancias dañinas son las responsables de que una persona con exceso de grasa abdominal tenga posibilidad de tener resistencia a la insulina. La resistencia a la insulina es una condición que impide la acción de esta hormona y en respuesta el páncreas entiende que debe producir más insulina. El exceso de insulina en el cuerpo promueve la acumulación de más grasa y el crecimiento de células y tejidos. Un ejemplo, es el oscurecimiento del cuello por aumento de las células que dan color a la piel llamadas Melanocitos, esto se llama Acantosis Nigricans. Otra consecuencia de la resistencia a la insulina es que esta no cumpla su función principal de disminuir los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre. De este modo, los valores de glucemia aumentan y la persona se hace inicialmente prediabética y luego desarrolla diabetes tipo 2. Además, el estado de resistencia a la insulina se asocia a otras enfermedades como hígado graso, hipertensión arterial, elevación de colesterol y triglicéridos, ovario poliquístico entre otras.

Por lo tanto, el exceso de grasa corporal, en especial la grasa visceral, trae muchos problemas de salud que en general no producen ningún aviso o síntoma en el paciente. Por lo tanto, además de la evaluación clínica, nutricional y de laboratorio; es fundamental una adecuada medición de la grasa corporal.

¿Cómo se puede medir la grasa corporal?

La medición de grasa corporal total se puede realizar a través de un método llamado bioimpedancia. La bioimpedancia es un método rápido, sencillo, y económico. En nuestra clínica medimos la grasa corporal en 12000 pacientes, y lo portátil del equipo permitió que nuestro equipo de investigación (EVESCAM) lo usó en más de 4800 personas de comunidades de más de 20 ciudades de toda Venezuela.

El análisis de composición corporal por bioimpedancia se basa en el paso de una corriente eléctrica de bajo voltaje a través del cuerpo que es detectada en 4 electrodos ubicados en los miembros inferiores y en algunos equipos con 4 electrodos adicionales en los miembros superiores. El paciente simplemente se pone de pie sobre la balanza y sus pies de ponen en contacto con los electrodos y toma los otros electrodos con las manos. La grasa ofrece más resistencia al paso de la corriente eléctrica; mientras que el agua y otros tejidos como el músculo menos resistencia. En base a esto se calcula el porcentaje de grasa corporal y de masa libre de grasa.

Cuando se usan los 8 electrodos se puede determinar la grasa en el tronco incluyendo tórax y abdomen, lo cual es un indicador más exacto de la grasa visceral.  La medición por bioimpedancia ha sido comparada con otras técnicas de medición de grasa abdominal como la tomografía axial computarizada con muy buenos resultados. El análisis de bioimpedancia también permite calcular el agua corporal total que es importante como indicador del estado de hidratación. Esto también es importante porque en algunos casos el aumento de peso no es por exceso de grasa, sino por exceso de agua retenida en el cuerpo.

 

¿En quién es útil la medición de la composición corporal?

La medición de composición corporal con bioimpedancia puede ser usada en niños mayores de 7 años o en adultos en las siguientes condiciones:

  1. Pacientes desnutridos o en riesgo de desnutrición que han venido utilizando sus reservas de grasa o masa muscular como fuente de energía.

En pacientes con cáncer e insuficiencia renal, cardíaca o hepática, hipertiroidismo, mala absorción intestinal (diarrea crónica), posterior a traumatismos severos, infecciones severas, quemaduras, posoperatorios y cualquier condición que aumente el riesgo de desnutrición, la medición exacta de las reservas de grasa y masa muscular nos da información del estado nutricional del paciente y del efecto del tratamiento indicado.

  1. Pacientes con aumento del agua corporal.

El aumento de agua corporal se manifiesta cuando hay edema (hinchazón en manos, pies o párpados), anasarca (edema generalizado a todo el cuerpo) o mixedema (hinchazón que se produce en pacientes con hipotiroidismo). El edema en alguna parte del cuerpo se puede observar en pacientes con insuficiencia renal, insuficiencia cardiaca o problemas del hígado, como la cirrosis hepática. Muchos otros pacientes frecuentemente refieren hinchazón o edema y hay que investigar su origen. En estos pacientes las mediciones de composición corporal no solo son útiles para determinar el estado nutricional (reserva de grasa y masa magra); sino también para medir el contenido de agua corporal y el efecto de algunos medicamentos como los diuréticos utilizados para disminuir y eliminar el exceso de líquido retenido en el organismo.

  1. Atletas y personas que practican actividad física

Los atletas de todas las diferentes disciplinas deportivas necesitan suficiente masa muscular para un desempeño físico eficiente. En cada disciplina deportiva se aconseja un promedio de porcentaje de grasa y masa magra, así como, un peso adecuado para mejorar el desempeño físico. Por ejemplo, los levantadores de pesas y físico culturistas tienen como objetivo fundamental el desarrollo de masa muscular. El analizador de composición corporal permite determinar el porcentaje de masa muscular y, con algunos equipos, el peso del músculo en Kg en cada segmento (brazo izquierdo, brazo derecho, pierna izquierda y pierna derecha). Aunque el peso corporal se mantenga constante, el equipo de bioimpedancia permite saber si nuestro cuerpo esta ganando masa muscular (hipertrofia muscular) y bajando grasa corporal y en que grupo de músculos está ocurriendo este cambio.

  1. Personas con sobrepeso y/o obesidad que están en un plan de disminución y mantenimiento de peso.

Es muy común que las personas que bajan de peso vuelvan a ganar el peso perdido. Cuando comenzamos un plan de disminución de peso, lo que se desea es bajar la cantidad de grasa corporal y no la masa muscular. La masa muscular es la que permite gastar (quemar) mas calorías en reposo. La cantidad de calorías que se queman en reposo es lo que se llama metabolismo. Si al bajar de peso, mantenemos la masa muscular haciendo más actividad física y ejercicio, esto permitirá mantener o acelerar nuestro metabolismo, lo cual ayudará a mantener el peso perdido y evitar la reganancia de peso.

Recuerda, al disminuir la grasa abdominal mejora tu salud y disminuye tu riesgo de enfermedades. Al disminuir la grasa subcutánea tu figura se hace más esbelta porque se ve mejor el relieve de tus músculos. Esto mejorará tu autoestima y te animará a seguir mejorando tu alimentación, aumentar la actividad física, ser más saludable y tener mejor calidad de vida.

Ramfis Nieto Martínez

Co-CEO y Co-Fundador de PRODI