Sal e Hipertensión ¡hay un asesino en casa!

Salero

¿Qué harías con un asesino en casa?

Cuánto te preocuparía si te dijera que, muy cercano a tu casa, se mudó un asesino que ha acaba de salir de la cárcel, un asesino de cinco personas. Cómo te sentirías si al salir de tu casa junto con tu familia te encuentras con esta persona de cara sombría, mirada vacía, contextura robusta, con manos grandes y gruesas, que pueden aplastar una cabeza con facilidad ¿Cambiarias de acera? ¿Qué harías? ¿Lo invitarías a cenar?

Ahora, les presento un escenario más dificíl ¿Qué harías si un asesino aún peor está dentro de tu casa, en tu cocina? Si te digo que no mató cinco personas, sino que mató 2 millones el año pasado ¿lo invitarías a cenar? ¿le darías un puesto especial en tu mesa?

Te pregunto esto porque lamentablemente millones de personas en el mundo invitan a este asesino serial a compartir todos los días en su mesa, se llama SALERO.

Salero

Sal e Hipertensión

La sal mata 2.500.000 personas cada año, debido a que la sal está directamente relacionada con un aumento de la presión arterial. En los países con altos ingresos, la mayoría de la sal, que la persona ingiere, viene de la comida procesada y de comer fuera de casa. En países con ingresos medios o bajos, como los países Latinoamericanos, la mayoría de la sal proviene de adicionarla a la comida durante su preparación o en la mesa con la utilización del salero, también es incorporada con algunos condimentos como la salsa de Soya.

  • La Organización Mundial de la Salud recomienda limitar el consumo de sal a menos 5 gramos al día, eso significa que no deberíamos consumir más de una cucharadita de sal diariamente. Otras organizaciones son más exigentes y recomiendan que el consumo sal no sobrepase los 2.5 gramos día, o media cucharadita, especialmente para pacientes con hipertensión o para personas con alto riesgo de padecerla.

Mundialmente, el consumo promedio de sal es de 9 a 12 gramos diarios, el doble de la cantidad de sal que el cuerpo necesita.

El mensaje de este artículo es muy simple, usa el sentido común, no invites a un asesino de millones de personas a tu casa a compartir diariamente con quien más quieres, en tu mesa solo se sientan personas especiales, y el salero, definitavmente, no lo es.

Juan Pablo Gonzalez Rivas

Juan Pablo González Rivas

Co-CEO y Cofundador de PRODI