Nuevos Medicamentos para la Obesidad

Por Juan Pablo
González Rivas

Nov 24, 2023

La Epidemia de la Obesidad

La obesidad es una enfermedad metabólica crónica que afecta a millones de personas a nivel mundial. Está asociada con un mayor riesgo de diversos problemas de salud, como la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. La obesidad es causada por una compleja interacción de factores genéticos, ambientales, conductuales y hormonales que afectan el equilibrio energético y la regulación del apetito. Por lo tanto, el tratamiento de la obesidad requiere un enfoque integral e individualizado que incluya modificación del estilo de vida, terapia conductual y farmacoterapia.

Farmacoterapia: Un Enfoque Integral para la Obesidad

La farmacoterapia es el uso de medicamentos para ayudar a reducir el peso corporal y mejorar las complicaciones relacionadas con la obesidad. Actualmente, hay 10 medicamentos antiobesidad aprobados por la FDA en los Estados Unidos: fentermina, dietilpropion, benzfetamina, fendimetrazina, orlistat, fentermina/topiramato ER (Qsymia), bupropión/naltrexona (Contrave), liraglutida (Saxenda), setmelanotida (Imcivree) y semaglutida (Wegovy). Estos medicamentos actúan mediante diferentes mecanismos, como suprimir el apetito, aumentar el gasto energético, bloquear la absorción de grasa o activar receptores específicos en el cerebro o el cuerpo.

Semaglutida (Wegovy): La Vanguardia en Tratamientos Antiobesidad

Entre estos medicamentos, la semaglutida (Wegovy) es la más reciente y efectiva. Fue aprobada por la FDA en junio de 2021 para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad. Es un medicamento inyectable semanal que imita a una hormona llamada péptido similar al glucagón-1 (GLP-1), que se segrega en el intestino y se dirige a receptores en todo el cuerpo, incluido el cerebro. Cuando una persona está comiendo, el GLP-1 envía la señal de “estoy lleno” al cerebro, lo que resulta en una sensación de saciedad y una reducción en la ingesta de alimentos. La semaglutida también disminuye el vaciado gástrico, lo que significa que los alimentos permanecen más tiempo en el estómago y retrasan el hambre.

La semaglutida ha demostrado ser muy efectiva en la reducción del peso corporal y la mejora de los parámetros metabólicos en ensayos clínicos. Los ensayos STEP (Efecto del Tratamiento con Semaglutida en Personas con Obesidad) se llevaron a cabo en diversas situaciones clínicas, cada una variando ligeramente en la población de estudio y el diseño del estudio. El ampliamente informado ensayo STEP 1, cuyos resultados se publicaron en el New England Journal of Medicine, demostró una reducción promedio del 14.9% en el peso corporal después de 68 semanas de terapia en aquellos asignados al grupo de medicación, en comparación con solo un 2.4% de pérdida de peso en aquellos asignados al grupo de placebo. Esto se traduce en una pérdida de peso promedio de alrededor de 34 libras por persona. Además, la semaglutida mejoró la presión arterial, los niveles de colesterol, los niveles de azúcar en la sangre y la calidad de vida de los participantes. 

Efectos Secundarios Comunes

La semaglutida no está exenta de efectos secundarios. Los más comunes son síntomas gastrointestinales, como náuseas, vómitos, diarrea y estreñimiento. Estos suelen ocurrir al inicio del tratamiento y tienden a disminuir con el tiempo. Otros posibles efectos secundarios incluyen bajos niveles de azúcar en la sangre (especialmente en combinación con otros medicamentos para la diabetes), problemas de la vesícula biliar, pancreatitis, reacciones alérgicas y tumores tiroideos (en estudios con animales). Por lo tanto, la semaglutida debe usarse con precaución y bajo supervisión médica.

Tirzepatida: La Promesa Aún No Aprobada para el Futuro

Otro medicamento prometedor que aún no ha sido aprobado por la FDA para el tratamiento de la obesidad es la tirzepatida. Es un nuevo agonista del receptor GIP/GLP-1 que combina dos hormonas: el péptido insulinotrópico dependiente de glucosa (GIP) y el GLP-1. El GIP es otra hormona segregada en el intestino que aumenta la secreción de insulina y reduce los niveles de azúcar en la sangre después de las comidas. La tirzepatida ha sido aprobada para el tratamiento de la diabetes tipo 2 y actualmente está siendo sometida a ensayos clínicos para el tratamiento de la obesidad.

Según un estudio publicado en junio de 2021 en The New England Journal of Medicine, el uso de tirzepatida en el ensayo resultó en una reducción de más del 20% en el peso en aquellos con obesidad, un promedio de 52 libras por persona, después de 72 semanas de terapia. Esto es significativamente mayor que cualquier otro medicamento actualmente disponible para el tratamiento de la obesidad. La tirzepatida también mejoró la presión arterial, los niveles de colesterol, los niveles de azúcar en la sangre y la función hepática en los participantes.

La tirzepatida tiene efectos secundarios similares a la semaglutida, como síntomas gastrointestinales, bajos niveles de azúcar en la sangre, problemas de la vesícula biliar, pancreatitis, reacciones alérgicas y tumores tiroideos (en estudios con animales). Además, la tirzepatida puede causar deshidratación debido al aumento de la producción de orina y la sed. Por lo tanto, la tirzepatida también debe usarse con precaución y bajo supervisión médica.

Conclusión

La farmacoterapia es un componente importante del tratamiento de la obesidad que puede ayudar a las personas a lograr una pérdida de peso significativa y mejorar sus resultados de salud. La semaglutida (Wegovy) es el medicamento más nuevo y efectivo aprobado por la FDA para el tratamiento de la obesidad. Actúa imitando una hormona que reduce el apetito y aumenta la saciedad. La tirzepatida es otro medicamento novedoso que combinados